Hoy vamos a preparar una receta que, si bien lleva unas dos horas de tiempo elaborarla, luego nos va a ahorrar muchísimo tiempo en la cocina. Es por ello que hemos querido integrarla en nuestra sección de Carmencita Express. Se trata de un caldo de verduras concentrado súper saludable y súper recurrido con lo mejor de los vegetales y de las especias laurel, romero y cúrcuma. ¿Qué os parece?.

Los caldos de verduras concentrados que venden en los supermercados contienen conservantes e ingredientes que puede que no sean del todo de nuestro agrado. Con este caldo de verduras concentrado podemos saber exactamente qué lleva nuestro preparado y, además, adaptarlo a nuestro gusto.

Una vez hecho lo metemos en el congelador y dura 6 meses en perfecto estado. Cada vez que necesitemos caldo de verduras simplemente hay que coger una cucharadita y ponerla en agua hirviendo. ¡Nos encanta!.

Caldo de verduras concentrado con laurel, romero y cúrcuma

Caldo de verduras concentrado con laurel, romero y cúrcuma

Además, esta receta está enriquecida con todo lo bueno de la cúrcuma, la especia de moda. Conoce todas sus propiedades en estos artículos anteriores y en estas recetas sencillas.

¿Quieres saber cómo preparar esta maravilla de caldo concentrado de verduras? Apúntate los ingredientes:

  • Aceite de oliva, un buen chorrito
  • Aproximadamente un kilo de verduras a tu gusto, por ejemplo puede ser 100 gramos de apio, 300 gramos de zanahoria, 200 gramos de cebolla y 100 gramos de calabaza. Pero puedes hacerlo con pimiento, con puerro, con boniato…
  • 3 dientes grandes de ajo
  • 200 gramos de sal
  • Un manojo de perejil
  • Una cucharada de cúrcuma
  • Media cucharada de romero
  • Una hoja de laurel
  • Un bote vacío de cristal de conserva o una cubitera para hacer hielo

Caldo de verduras concentrado con laurel, romero y cúrcuma

Caldo de verduras concentrado con laurel, romero y cúrcuma

Caldo de verduras concentrado con laurel, romero y cúrcuma

El paso a paso:

El primer paso es preparar las verduras. Las vamos a cortar en trozos más o menos medianos para que puedan soltar el jugo sin problemas.  La cebolla en medias lunas, la zanahoria también, la calabaza en cubos, el ajo en láminas… Una vez tenemos las verduras preparadas empezamos con la cocina.

Caldo de verduras concentrado con laurel, romero y cúrcuma

Caldo de verduras concentrado con laurel, romero y cúrcuma

Caldo de verduras concentrado con laurel, romero y cúrcuma

Caldo de verduras concentrado con laurel, romero y cúrcuma

Caldo de verduras concentrado con laurel, romero y cúrcuma

Caldo de verduras concentrado con laurel, romero y cúrcuma

Caldo de verduras concentrado con laurel, romero y cúrcuma

Caldo de verduras concentrado con laurel, romero y cúrcuma

Caldo de verduras concentrado con laurel, romero y cúrcuma

Calentamos el aceite de oliva a fuego medio alto en una olla grande. Añadimos la cebolla o el puerro junto con el ajo, ya sabes que son las primeras verduras que se pochan. Si has decidido emplear los dos, añádelos juntos. Los salteamos durante unos 5-7 minutos. Cuando estén más o menos translúcidas es el indicativo para el siguiente paso.

Caldo de verduras concentrado con laurel, romero y cúrcuma

Añadimos la zanahoria, el apio y la calabaza. Si decides utilizar pimiento, tomate u otra verdura también la añades en este punto. En este paso también añades la sal, el perejil cortado fino, la cúrcuma, el romero seco y el laurel. Tenemos que remover bien y saltear hasta que las verduras se empiecen a poner blandas. Puede llevarnos unos 7-10 minutos. Ten cuidado que no se te pegue, baja el fuego si es necesario.

Caldo de verduras concentrado con laurel, romero y cúrcuma

Caldo de verduras concentrado con laurel, romero y cúrcuma

Caldo de verduras concentrado con laurel, romero y cúrcuma

Caldo de verduras concentrado con laurel, romero y cúrcuma

Caldo de verduras concentrado con laurel, romero y cúrcuma

Caldo de verduras concentrado con laurel, romero y cúrcuma

Caldo de verduras concentrado con laurel, romero y cúrcuma

Tanta sal es necesaria

Que no te extrañe poner tanta sal, tienes que tener en cuenta que simplemente vas a utilizar una cucharada cuando lo necesites y para nada se te quedará el caldo salado.

Caldo de verduras concentrado con laurel, romero y cúrcuma

Otra característica de la sal es que impide que el concentrado se congele por completo, y por ello podremos coger una cucharada del bote cada vez que la necesitemos. Si decides no echar tanta sal te recomendamos que, cuando finalice el proceso, viertas el concentrado en una cubitera para hacer monodosis de caldo concentrado totalmente congelado. Esta opción la dejamos a tu gusto.

Seguimos cocinando, ¡a reducir!

Cuando las verduras se hayan puesto algo blanditas taparemos la olla y bajaremos el fuego al mínimo. Tenemos que cocerlas al menos una hora y media aproximadamente y no necesitamos nada de agua. Las verduras van a ir soltando su jugo natural y se van a ir cocinando en él. Debemos remover de vez en cuando, eso sí, para que no se peguen.

Caldo de verduras concentrado con laurel, romero y cúrcuma

Caldo de verduras concentrado con laurel, romero y cúrcuma

Caldo de verduras concentrado con laurel, romero y cúrcuma

Pasado ese tiempo abriremos la olla y aumentaremos el caudal del fuego para que el jugo se consuma. Ojo que no se nos quemen las verduras, hay que estar atento en este paso.

Una vez consumido el jugo, meteremos las verduras en la trituradora o el robot de cocina -hay que quitar la hoja de laurel primero- y trituraremos hasta obtener una textura parecida a una papilla o puré.

Ponemos el contenido en nuestro tarro de cristal, dejamos enfriar, tapamos y lo metemos en el congelador. Ya está listo.

Caldo de verduras concentrado con laurel, romero y cúrcuma

Caldo de verduras concentrado con laurel, romero y cúrcuma

Caldo de verduras concentrado con laurel, romero y cúrcuma

Caldo de verduras concentrado con laurel, romero y cúrcuma

Caldo de verduras concentrado con laurel, romero y cúrcuma

Caldo de verduras al instante

Ahora cada vez que quieras un caldo de verduras para una sopa, por ejemplo, simplemente debes poner una cucharadita de este concentrado en agua hirviendo. También puedes enriquecer la pasta, el arroz, la quinoa o lo que suelas cocinar con este preparado natural. Incluso te lo puedes tomar tal cual en agua hirviendo cuando el frío empiece y el cuerpo pida calorcito.

Caldo de verduras concentrado con laurel, romero y cúrcuma

Caldo de verduras concentrado con laurel, romero y cúrcuma

Caldo de verduras concentrado con laurel, romero y cúrcuma

Caldo de verduras concentrado con laurel, romero y cúrcuma

Esta receta es perfecta para mayores y niños. Es muy socorrida y útil, pero sobre todo es natural 100% y con todo el sabor de las especias Carmencita.