Abr 20, 2017 - Recetas Carmencita    Sin comentarios

Carmencita cocina con Gregory Rome de Restaurante Brel

Carmencita cocina con el Restaurante Brel - Ensalada tibia de Calavaza

Esta semana, el equipo de ”Carmencita cocina con” entra en la cocina de Restaurante Brel junto a su chef Gregory Rome, reconocidos con el Bib Gourmand 2017 que otorga la Guía Michelín. El Restaurante Brel está situado en plena costa mediterránea en la localidad de El Campello.

ENSALADA TIBIA DE CALABAZA

Carmencita cocina con el Restaurante Brel - Ensalada tibia de Calavaza

INGREDIENTES PARA 4 PERSONAS 

PARA ELABORAR LA CREMA DE CALABAZA

En primer lugar, vamos a necesitar envasar la calabaza al vacío. Desde Brel, nos lo recomiendan para que no se pierdan los aromas, el sabor y los nutrientes del alimento. Necesitaremos una máquina de envasar al vacío o unas bolsas termosellables resistentes a la cocción para envasar el producto con un truco que nos enseñan: colocamos la bolsa con la calabaza dentro del agua y procuramos que no entre líquido dentro de la bolsa. Dejamos justo el cierre en la superficie del agua, de manera que, eliminemos todo el aire que pueda haber en el interior de la bolsa.

Así pues, y teniendo en cuenta este truco, envasamos la calabaza al vacío y la ponemos 25 minutos en agua hirviendo, retiramos y dejamos  infusionar con un toque de pimienta, aceite y un poquito de canela. A continuación, la volvemos a envasar al vacío y la hervimos de nuevo durante 35 minutos. Cuando pasen los minutos de cocción, trituramos con un poco más de agua, aceite de oliva virgen extra y un golpe de xantana. Por último, lo pasamos por la estameña.

Si nos ha sobrado crema y la queremos guardar para otra ocasión, la envasamos al vacío como hemos dicho antes. Cuando queramos volver a utilizarla, la regeneramos en la sartén para darle un golpe de calor pero ¡RECORDAD! sin tostar, nuestra intención es que salga caliente pero sin modificar los aromas.

Carmencita cocina con el Restaurante Brel - Ensalada tibia de Calabaza

PARA ELABORAR EL SOFRITO DE CALABAZA  

Empezamos con un sofrito de cebolla al que le vamos a agregar calabaza en taquitos con un poco de mantequilla y aceite de oliva virgen extra. Gregory trabaja con especias buscando tanto el sabor como el aroma.

“Nosotros, primero, comemos con los ojos, nos atrae el aspecto visual del plato. Después, si algo huele bien, empezamos a salivar y, esto, lo conseguimos con el aroma que dejan las especias. Por último, si tu plato, aparte de bonito y con un buen olor, está bueno, es una delicia.”

Rehogamos nuestro sofrito y lo cocinamos hasta que a la calabaza le queden 5 minutos. Para hacer este tipo de ensaladas, si la especia se quema, conseguiríamos un aroma a tostado y no queremos eso. A continuación lo tapamos con una tapa para que no se pierdan los aromas. En Brel, saben que los aromas en la cocina son muy importantes y nos aconsejan que no los dejemos al descubierto. De esta manera, estamos economizando en especias ya que no se volatizan los aromas. Por último, retiramos la canela sin romperla para evitar las astillas.

PARA ELABORAR LA QUINOA Y EL HELADO DE CALABAZA

Para elaborar la Quinoa y siendo un cereal, en el Restaurante Brel les gusta que se quede al dente y no se apelmace. Además, nos comentan que no les gusta lavarla antes de cocinarla, quizás esto es también uno de sus trucos. Para qeu quede perfecta, nos aconsejas dejarla hervir durante 8 minutos, y después otros 8 minutos a fuego mínimo y por último 8 minutos en reposo.

El helado de calabaza asada se prepara de la siguiente manera: Ponemos la calabaza en el horno con un poco de azúcar, aceite y la tostamos. Después retiramos, trituramos y hacemos la fórmula del helado. Por último, dejamos madurar 24 horas, lo congelamos y lo pasamos por PacoJet.

Carmencita cocina con el Restaurante Brel - Ensalada tibia de Calabaza

Carmencita cocina con el Restaurante Brel - Ensalada tibia de Calabaza

Carmencita cocina con el Restaurante Brel - Ensalada tibia de Calabaza

EMPLATADO DE LA RECETA

Mezclamos el sofrito de calabaza, la quinoa y la rúcula. Nuestro cocinero nos aconseja que la rúcula salvaje la troceemos al momento para mantener todos los olores y propiedades del producto. La cantidad de rúcula va al gusto del consumidor pero el chef nos aconseja que no echemos mucho para que no se coma el sabor de la ensalada. A continuación, añadimos las nueces y las pasas. Gregory Rome ha optado por una pasas secas pero también que las podemos hidratar, si queremos, con un vino blanco o un caldo de calabaza. Seguimos con el eneldo y aderezamos con los toques Carmencita, un poquito de sal y pimienta.

Por último, añadimos el aceite, el cocinero ha optado por un picual bastante verde. Lo que produce el aceite en la ensalada es potenciar los sabores.

Para emplatar, creamos una base con la crema de calabaza como fondo de la ensalada y, sobre ella, colocamos la ensalada y una porción, proporcionada, de helado de calabaza.

Carmencita cocina con el Restaurante Brel - Ensalada tibia de Calabaza

Carmencita cocina con el Restaurante Brel - Ensalada tibia de Calabaza

Carmencita cocina con el Restaurante Brel - Ensalada tibia de Calabaza

SOBRE RESTAURANTE EL BREL Y GREGORY ROME 

Brel es un restaurante con 30 años de experiencia e innovación culinaria que ha ido evolucionando según las generaciones que han ido cogiendo el mando del negocio. En 2003, los padres de Gregory se ponen al cargo después de haber estado su abuela durante años. Brel hace su primera reforma en 2007 y, aunque continúa siendo una pizzería, empieza a coger forma de trattoría. En 2011, Gregory Rome, dueño del local, junto con su pareja de vida y fogones, Pamela Romero, cogen las riendas de Brel al finalizar en la escuela de cocina. Van haciendo cambios en la carta como las “sugerencias del chef” que su clientela empieza a demandar mucho. Deciden hacer una nueva reforma y hacer justicia a su filosofía “renovarse o morir”. Aunque siempre han tenido claro que querían mantener su esencia de pizzería, y con ello su identidad, su finalidad era desmarcarse frente al resto.

En Brel tienen sugerencias exclusivas como el arroz con turrón, pastas y pizzas muy especiales como “la brasa” hecha con circonita. Pues el restaurante tiene su propio sello y firma en sus recetas. Además, el restaurante recalca que los niños pueden y deben comer cosas más sabrosas que un “filete con patatas”. En el menú del restaurante hay platos que son aptos para ellos. Es por ello que no tiene un menú especial para los más peques.

Gregory empieza su formación en la escuela de San Pol de Mar, en Barcelona dónde conoce a Pamela Romero, la que hoy, aparte de acompañarle en los fogones,  es su compañera de vida. Juntos estudiaron en Bellart,  la escuela de cocina y ahí desarrollaron su vocación. Al terminar cogieron las riendas de Brel y más tarde, Grego hace un master, de cocina de vanguardia, en Basque Culinary Center, pues siempre intenta innovar renovando sus ideas. En Brel, Pamela se centra más en la repostería y el tema ejecutivo. Ambos saben llevar su trabajo y no interfieren en lo que el otro sabe, pues confían plenamente en el arte culinario que identifica a su pareja.

 

¿Tienes algo que decir? Anímate y deja un comentario!

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies