mercadillo

 

Dicen que la comida mexicana es una mezcla de cultura, rituales, magia y arte, quizás por eso es que su presencia en el resto del mundo cada vez es más fuerte o tal vez lo sea porque desde el año 2010 forma parte de la lista representativa del Patrimonio Cultural Intangible de la Humanidad, según la decisión de la Organización de Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (UNESCO).

 

Sea como sea, hoy le daremos un espacio en Sabrosía a la comida tradicional mexicana reconociéndola como un modelo cultural que comprende actividades agrarias, prácticas rituales, conocimientos prácticos antiguos, técnicas culinarias, costumbres y modos de comportamiento comunitarios ancestrales, tal como lo indicó UNESCO.

 

Por otra parte, todo el mundo de sabores, colores y olores que componen esta comida y que están presentes en los hogares y celebraciones religiosas y patrias, ha sido reconocido  a nivel mundial como una de las cinco más importantes del mundo junto con la china, india, italiana y española.

 

Ahora bien, dentro de los elementos básicos de este sistema, es importante mencionar que se encuentran el maíz, los fríjoles y el chile, siendo el maíz el máximo representante de esta comida, pues con más de siete milenios de antigüedad, ha sido la base de todas las culturas del país y un símbolo de creencia e identidad.

 

Como pueden ver, la comida mexicana esconde en sí misma todo un mundo de secretos y magia, así que por eso seguiremos brindándote recetas de este país, para que puedas llevarla también a tu mesa.

 

 

Fuentes: UnescoClub planeta

 

 

Los chiles son una de las entradas más típicas de la comida mexicana y seguramente todos los fanáticos de esta gastronomía lo han probado alguna vez, pero ¿los saben preparar en casa?

Chiles-rellenos-con-queso-660x350

 

Los chiles son un elemento clásico para los mexicanos y pueden hacerse rellenos con una enorme variedad de ingredientes como carne, pollo, cerdo, frijoles e incluso arroz. En esta oportunidad, te enseñaremos a hacerlos con queso y tú escoges con qué acompañarlo, aunque como dato te decimos que no quedan nada mal, precisamente con arroz.

 

Necesitamos:

 

  • 2 huevos grandes
  • 300 gr. de queso
  • 4 chiles grandes (ojalá Poblanos)
  • Harina c/n
  • Aceite

 

Preparación:

 

  1. Lo primero que debes hacer para preparar los chiles rellenos es lavar los chiles y quitarles la piel y las pepas. Si vas a utilizar chiles picantes, es recomendable que los laves con agua con sal para que no resulten picantes en exceso.
  2. El siguiente paso de nuestros chiles rellenos es precisamente rellenarlos. Para eso debes introducir el queso con mucho cuidado y cerrarlos con un palillo. Para finalizar, debes espolvorearlos con harina.
  3. Cuando ya tenemos los chiles rellenos y espolvoreados en harina, se deben batir las claras de los huevos a punto nieve y agregar las yemas.
  4. Para finalizar, se deben pasar los chiles enharinados por la mezcla del huevo batido y poner a freír en aceite muy caliente por ambos lados.

 

Como ya te dijimos una buena  idea para acompañar los chiles rellenos es hacer un poco de arroz y ojo, que quedan mucho más ricos si les pones algo de salsa de tomate encima.