Planta_de_comino_en_flor_[Comino]

Si queremos intensificar el sabor del comino no tenemos más que tostarlo, práctica habitual en la cocina hindú, que saca de esta especia su máximo rendimiento. Bastará con poner los granos en una sartén al fuego unos instantes con cuidado de que no se quemen y moviendola para que se tuesten por igual y no se peguen.

Otra manera de sacar partido al comino es realizando nuestra propia mezcla combinándola con otras especias, las molemos o machacamos en un mortero y calentamos aceite a fuego fuerte. Por efecto del calor su sabor se irá desprendiendo obteniendo como resultado un estupendo aceite aromatizado que se puede emplear como base al principio de la elaboración de platos o añadiendo un chorrito como aderezo en platos acabados como pastas o ensaladas.

Para dar sabor a las recetas de panadería y de repostería una buena forma de utilizar el comino pasa por freír en aceite un puñadito de semillas junto a una cáscara de limón o de naranja. Luego colamos y reservamos ese aceite para elaborar masa de panes, dulces, pestiños etc.

El comino también resulta fundamental en la cocina de la mayoría de los países árabes. Su uso en “kebaps” “tajines” y “cous-cous”, así como en el condimento de verduras, de caracoles y aliño de ensaladas es más que frecuente.  Igualmente popular es su participación en la receta de cordero asado llamada  “mechoui”. Una vez asado el cordero se sirve con sal y comino molido. También forma parte de la mezcla de especias llamada “ras-el hanount”.

Por su poder estimulante con acción intestinal, está recomendado en platos que provocan flatulencias como garbanzos, habas, coliflor, col, etc., para aliviar las digestiones pesadas. La sabiduría popular ya lo incorpora a platos como la col agria alemana “choucrut”, el “falafel” o croquetas de garbanzos o habas cocinadas en Pakistán, la India y países árabes, así como al “hummus” delicioso paté de garbanzos que se acompaña de pan de pita.

papas-arrugas

En lo que respecta a Europa, el comino tiene amplia representación en nuestra cocina aunque tal vez la comunidad andaluza sea la que mayor uso haga de esta especia por su tradición histórica de cocina con raíces árabes junto a la canaria que lo emplea en la elaboración de sus originales salsas “mojos”.

En Holanda uno de los más conocidos productos que llevan comino es el queso Leiden, llamado también queso con comino o queso con pepitas, elaborado con  leche de vaca. Presenta una corteza dura en la que aparece grabado el símbolo de la universidad de la ciudad, dos llaves cruzadas.

El comino también es representativo en algunas cocinas de Latinoamérica.

Algo tan sencillo como calentar una cucharadita de cominos en la sartén con unas gotas de aceite, añadir un ajo picado y arroz blanco hervido nos servirá de guarnición con un toque especial para cualquier plato de carne. Da excelente resultado en los adobos para pescado.

Además de intervenir en  platos dulces y salados, se toma en infusión. Si hervimos una cucharadita de comino por taza de agua durante 5 minutos y luego tapamos para dejar infusionar, obtendremos una digestiva bebida.

Infusion_de_cominos_[Comino]