Estragón o “dragoncillo”

Arthemisia Dracunculus

Planta

Dulce, ligeramente anisado y sabroso. Verás cómo te sorprende el sabor del estragón Carmencita añadiendo una pizca a tus tortillas.

Estragón

Origen: el estragón es originario del sur de Rusia, aunque se cultiva en algunos países europeos y se puede encontrar naturalizada en ciertas ocasiones.

Hay dos clases de estragón: el francés y el ruso. El ruso es una especie diferente, Artemisia dracunculoides, menos aromática, algo amarga y más resistente.

El estragón francés tiene un fino aroma y sabor dulzón que recuerda la vainilla y el anís, y que nunca amarga.

En el siglo XIII el estragón se utilizaba, además de para condimentar platos y recetas, para refrescar el aliento. Posteriormente, a partir del s. XVI, el estragón se empezó a usar para curar mordeduras de serpientes y otras criaturas venenosas, pues la creencia popular decía que la planta tenía propiedades curativas. De hecho, en francés el estragón es conocido como “herbe au dragon”, por su eficacia ante las mordeduras venenosas.

aliento

Las hojas de estragón son de color verde oscuro. Largas, delgadas y puntiagudas, de unos 7,5 cm de longitud las situadas en la base de la planta, y bastante más pequeñas las que están en la punta de los tallos.

 

 

 

USOS CULINARIOS DEL ESTRAGÓN

 

El estragón ha sido una de las hierbas más populares de Europa desde el siglo XVI.

 

El estragón francés posee un sabor delicado y es uno de los cuatro ingredientes de la mezcla de fines herbes.

 

Se trata de una de las principales hierbas culinarias de Francia y en torno a ella se han creado numerosísimos platos: poulet á Véstragon y oenfis en gelée á Vestragon, por nombrar sólo dos.

pollo-al-estragon

 

El estragón posee un sabor fuerte y característico.

 

www.carmencita.com

www.carmencitashop.com

Fuentes: propias y de Infojardín